Cómo evitar los enfados de pareja en este verano tan caluroso

Todos sabemos que el calor de verano es uno de los principales motivos de discusión entre las parejas durante la etapa de verano y más si el calor es tan sofocante y asfixiante como el de este verano. Te habrá pasado alguna vez que a tu novio no le gusta que lo abraces por la noche porque no tenéis aire acondicionado y suda como un cerdo durante la madrugada. Eso te hace enfadarte porque tú no puedes dormir sin abrazarlo. Ya tenéis montado el lío. Otra de las cosas que puede ocurriros es que el lívido baje por el calor o que estéis tan sudados que seáis incapaces de tocaros el uno al otro.
No todo el mundo tiene piscina y por eso, hay ocasiones en las que no puedes refrescarte y tu frustración te lleva a pagarlo con tu novio y saltas cada vez que te dice algo que no te parece bien. Además discutes porque él quiere la leche caliente y es un tostón encender la vitro para calentar la leche porque también toda la cocina.

No siempre podemos atender a sofocar nuestro calor porque en verano y la vida sigue, algunos trabajáis para sacaros un dinerito, otros tenéis cosas que hacer como ir a comidas familiares, viajes, etc. Pero aun así te preguntas, ¿Qué se puede hacer para que no haga tanto calor? Y la respuesta no es otra que: nada. Sólo podemos usar técnicas para que nos moleste menos o intentar hacerlo más llevadero para, de este modo, evitar las horribles peleas con tu pareja. Por eso, en este artículo te explicamos cómo evitar los enfados en este verano tan caluroso:

  • Si a tu pareja le cuesta que le abraces por las noches y eso es un motivo de discusión, enciende el aire para que no estéis sudados y puedas abrazarlo. ¿No tienes aire acondicionado? Pues compra un ventilador, que no son muy caros, y enciéndelo por la noche. Así evitareis el sudor y podréis abrazaros.
  • Si te enfadas porque hace mucho calor y tu frustración te lleva a pagar todo con tu pareja, corre a darte un chapuzón en la piscina. Si no tienes, no pasa nada, dúchate con agua fría cuantas veces sea necesario.
  • Si tu novio tiene la costumbre de tomar la leche caliente por las mañanas y encender la vitro o el gas calienta demasiado la casa o la cocina, cómprate un microondas, los tienes baratos en cualquier tienda de electrodomésticos. Además, hoy los hay de marca blanca que abarata mucho el coste del mismo.
  • Ponte hielitos en un paño y pásatelos por el cuerpo para sofocar el calor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *